Desde un punto de vista sistemático, las orquídeas implican tres líneas  evolutivas claramente diferenciadas. Tanto, que hay teorías que intentan explicar que son familias distintas:

Apostasiaceae

Con aproximadamente una veintena de especies en tres géneros originarios de Asia del Sudeste o de Australia, presentan al nivel de las flores características primitivas (sépalos y pétalos semejantes, labelo no diferenciado, 3 estambres fértiles y polen pulverulento) que muestran su proximidad con el modelo de flor de las Liliaceae, del que derivarían todas las orquídeas.

Cypripediacea

Con más de un centenar de especies en 4 géneros, éstas flores presentan esta vez un labelo en forma de casco (como es el caso de la “Cypripedium calceolus” orquídea comunmente conocida como “zapatilla de dama”, que pertenece al único género europeo de esta la familia de las Cypripedium), dos estambres laterales fértiles y un polen granuloso.

Orchidaceae

Con varias decenas de millares de especies cuyas flores presentan:

  • Un labelo diferenciado y un pétalo superior que ha sufrido una diferenciación morfológica.
  • Una columna central que sustenta las estructuras reproductivas masculinas, anteras, y femeninas, pistilo, denominada ginostemo.
  • Un ovario infiere que ha sufrido, generalmente, una torsión a 180 grados, que permite al labelo encontrarse en una posición inferior.
Orquídeas