Florpedia

Orquídeas 
Consejos para podar orquídeas 
Cuidados de las orquídeas 
Cultivo de las orquídeas 
Fotos de orquídeas 
Lenguaje de las orquídeas 
Mantenimiento de las orquídeas 
Orquídeas fantasma 
Significado de las orquídeas 
Tipos de orquídeas 
Trasplantar orquídeas 
Trasplantar orquídeas: fase 1 
Trasplantar orquídeas: fase 2 
 
Secciones de Florpedia

Árboles y arbustos 
Bonsáis 
Césped 
Claveles 
Flores 
Jardín 
Orquídeas 
Plantas 
Plantas de interior 
Plantas exóticas 
Plantas medicinales 
Plantas suculentas 
Ramos de flores 
Rosas 
Florpedia en Facebook
Florpedia en Google+
Florpedia en Twitter

Mantenimiento de las orquídeas

Mantenimiento de las orquídeasEs sin dudas la orquídea una de las flores más hermosa en cuanto forma, tamaño y color. Su diversidad y exotismo le confieren gran aceptación en el mundo, al tiempo que la convierten en una de las flores más empleadas como obsequio.

La orquídea es una planta tropical que, según la variedad, puede ser resistente. Es una flor que se puede encontrar en cualquier parte del planeta pero es muy sensible a los cambios de ambiente. Los híbridos son plantas obtenidas en laboratorio, diseñadas con gran belleza y mayor capacidad de adaptación. Se pueden encontrar con facilidad en los centros comerciales, aunque su precio puede ser elevado.

En la actualidad existen más de 140 mil híbridos de orquídeas por los cuales decidirte.

¿Cómo mantener con buena salud a una planta de orquídea?

El mantenimiento de las orquídeas requiere tiempo. Por eso ante de adquirir la planta asegúrate de comprar un ejemplar que sea resistente y que pueda adaptarse a las condiciones ambientales de tu hogar.

Cuidados de las orquídeas

La supervivencia de estas plantas está determinada, en gran medida, por la luz y humedad a la que se expongan. No obstante, debes saber que algunas orquídeas necesitan temperaturas diferentes en el día y la noche para poder florecer. En este sentido, se recomienda a la Phalaenopsis, variedad que florece con gran facilidad.

Si bien las orquídeas requieren bastante iluminación, no es prudente que reciban la luz solar de forma directa. Es mejor que las ubiques en un lugar húmedo, bien iluminado pero sin la incidencia directa de los rayos del sol (sólo la Vanda y las Cymbidium toleran el sol directo). Es ideal que tu planta viva en un espacio cuya temperatura oscile entre los 17°C y 23°C.

Por otra parte, si la luz que recibe la planta es insuficiente, esta puede crecer y florecer poco, tener hojas de color verde oscuro o amarillas, así como tallos frágiles.

Riegos de las orquídeas

El agua es determinante para el desarrollo de las orquídeas y las plantas en general. Sin embargo, esta familia de la botánica presenta requisitos en este sentido. Y es que precisa ser regada con agua blanda, es decir, baja en sales minerales, calcio, sodio, entre otros.

Este problema puede solucionarlo regándola con agua embotellada o agua procesada mediante un equipo de filtrado de agua por osmosis inversa. De esta forma te asegurarás que tu planta no reciba cloro ni otras partículas pesadas.

El exceso de humedad puede provocar la proliferación de hongos en las raíces, por lo cual debes idearle un drenaje a la maceta. Es recomendable, además, que debajo de la maceta donde se encuentra la orquídea coloques un plato con bolitas de arcilla y un poco de agua. Nunca permitas que el agua entre en contacto directo con la base de la maceta. De lo que se trata es que sean las bolitas de arcilla las transmisoras de humedad.

Nunca permitas que el centro de las hojas de las orquídeas se moje, si esto llegase a suceder debes secarlo inmediatamente con un paño. Recuerda que no es recomendable mojar las hojas, a menos que emplees un vaporizador, con el que simules el agua de lluvia.

Otra forma de regar las orquídeas es sumergiéndolas en un recipiente lleno de agua durante10 minutos. Tras ese tiempo, se saca la planta y se pone a escurrir. Este método es válido para la mayoría de los ejemplares.

En este punto, resulta válido aclarar que las orquídeas que no poseen  pseudobulbos son más susceptibles a la deshidratación.

Abonos específicos y fertilizantes

Existen abonos específicos para las orquídeas, los cuales debes aplicar mediante el riego y las vaporizaciones regulares. En estas últimas aplicarás abono foliar pues las orquídeas también absorben nutrientes por las hojas. Si la orquídea posee las raíces al aire es prudente que las vaporices.

La aplicación de fertilizantes debe hacerse con antelación y durante la floración de la planta. Evita siempre rociar las flores y abonar si la tierra está muy seca. Las pautas del nitrógeno, fósforo y potasio que le apliques a tu planta estarán en correspondencia con la etapa vegetativa por la cual esté atravesando.

Existen diferentes tipos de substratos, específicos para orquídeas, los cuales poseen como base corteza de pino o abeto. A partir de esto se añade esfagno (musgo), fibra de coco, fibra de osmunda y poliestireno expandido.

Las orquídeas son plantas que necesitan pocos trasplantes pues sus raíces se adaptan bien a recipientes pequeños, a pesar de estar comprimidas. No obstante, es oportuno realizar esta acción si las raíces empiezan a salirse del recipiente, el substrato se encuentra compactado y no drena correctamente, o la planta está infectada por hongos.

De tal forma, si queremos mantener en buen estado y hermosa nuestra orquídea lo más importante es dedicarle tiempo y velar porque su iluminación, ventilación y humedad sean las adecuadas.



    
Aviso Legal   •   Condiciones de uso   •   Cookies   •   Contacto